Matchbox

Siempre llevábamos un autito de colección a mano. Era la manera más rápida de “desaburrirse” en la sala de espera del pediatra, en el escalón de la entrada de la carnicería o cuando tu mamá iba al banco.
En resumen, en todos aquellos lugares en los que los niños sentíamos que no teníamos que estar.

En el colegio a veces osábamos exponer alguno de nuestros favoritos sobre el pupitre, usando la goma y el sacapuntas como garaje improvisado, y la regla como rampa sobre la cartuchera.
Era frustrante ver como en repetidas ocasiones nuestros bólidos terminaban en el bolsillo de la maestra; con la aún más aterrante incertidumbre de no saber si realmente habían sido confiscados para su propio hijo.
A la salida, felizmente, cada uno de ellos volvía con sus dueños.

Durante los viajes de vacaciones, el marco de la ventanilla del coche (el de verdad, claro), era el escenario perfecto para deslizar los autitos adelante y atrás, una y otra vez. Y si además contabas con un ojo cinematográfico, gozabas con el paisaje fugaz que pasaba detrás de ellos recreando esa sensación de vértigo real.

En otras ocasiones y desafiando las leyes de la gravedad, recorrían de nuestra mano cuanta pared se encontraban en el camino a casa, surcando materiales abrasivos de toda índole y dejando como resultado unas rueditas tan planas que hacían del vehículo casi un trineo.

Los Matchbox, fueron los autitos que nos acompañaron durante aquellos años. Como su nombre lo dice, tenían el tamaño justo para entrar en una caja de fósforos (Match-box), y los primeros envases de la marca recreaban el diseño de las cajas de cerillas.

La esencia de estos cochecitos recaía en un cuerpo de doble material, con carrocería metálica de fundición (die-cast), que le otorgaba un peso específico tangible al tenerlos entre los dedos.
En escala 1:64, históricamente recreaban a sus hermanos mayores de la actualidad y de antaño, con cierta transgresión y dando cabida a la aventura. (Para aquella época, la marca, ya tenía un firme enfrentamiento con su principal competidor HotWheels, introducida en 1968, y que se dedicaba por completo a la fantasía y a la “customización” automotriz a escala)

Los Matchbox contaban con alguna piezas móviles, generalmente puertas; pero podías encontrarte techos, capots, y hasta complementos plásticos removibles o giratorios (Rollamatics). 

Con una suspensión demasiado rígida, no amortiguaban la presión excesiva que a veces ejercíamos sobre ellos. Era habitual verlos en su recorrido trazando parábolas indescriptibles fruto de sus ejes doblados. (No vamos a decir que algunos también experimentaron usándolos de patín)

Supieron hacer frente a otras marcas internacionales como Majorette y Tomica (a mi entender, esta última, de mayor calidad y con unos detalles exquisitos)
Y demás está decir, que uno de sus competidores en el mercado nacional, Buby, estaba lejos de alcanzarlo.
No sólo por la cuestión cualitativa, que comparativamente dejaba que desear, sino por el tipo de modelos reproducidos: fauna autóctona casi exclusivamente. (FIAT 600, Renault 4, Citroën 2cv, Estanciera, etc…)
Los chicos buscábamos aventuras, y no vehículos que estaban estacionados en el garaje de casa.

Como suele suceder con la mayoría de empresas jugueteras, Lesney England, terminó arruinada y la marca Matchbox vendida.
Paradójicamente, fue a parar a día de hoy a manos de Mattel, el gigante americano, dueño HotWheels.
En estos casos, la compra suele realizarse para borrar del mapa a la competencia, discontinuando así todas sus líneas de producción.

Pero al ser Matchbox una marca entrañable, y con un arraigo especial en el coleccionismo, la empresa decidió mantenerla viva.



matchbox carry case 1975 (48 models)



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars



matchbox superfast die cast model cars


matchbox superfast die cast model cars


matchbox die cast model cars


matchbox die cast model cars








2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias por pasarte y además animarte a comentar. Es el combustible necesario para seguir adelante con esto que no hace más que robarme horas de sueño.

      Eliminar